Sobre mí

captura-de-pantalla-2016-11-08-a-las-11-21-39-am

Modo Mamá
Modo Mamá es un espacio de apoyo para madres, padres, educadores y para todas aquellas personas vinculadas en el proceso de crianza de los más pequeños de la casa, a través de entrevistas a especialistas y de conversaciones sobre diferentes temas de interés.
Creado y dirigido por Vida Gaviria, desde Modo Mamá promovemos la lactancia materna, la crianza respetuosa y la capacidad que tienen todas las personas de re-aprender cada día a ser mejores padres.

Acerca de mí
Soy Vida Gaviria, mamá de 3 peques, hija de dos aventureros, esposa de un gitano de buen oído, Family Coach, multilingüe licenciada en idiomas, educadora, comunicadora por circunstancias, por aprendizaje y por vocación; pero, sobre todo, eterna estudiante de temas de crianza y relaciones humanas. Y creadora de Modo Mamá.

Nací en Maracaibo, Venezuela, pero desde antes de cumplir un año, me fui a dar vueltas por el mundo con mis padres aventureros. En tres años viví en Londres, Budapest y París, donde nació mi querida hermana Isadora. Sí, aprendí a hablar húngaro y francés, pero por falta de práctica los guardé en alguna gaveta del subconsciente y estoy esperando que decidan emerger, aunque el francés ya ha ido saliendo. El inglés lo aprendí luego entre clases, maestras y escuchando música, y el italiano vino con el amor por los paisajes romanos. Quizás de ahí mi facilidad para los idiomas y mi oído agudo para detectar e imitar acentos.

Luego de los viajes, mis padres, esos aventureros que amo, pudieron quedarse quietos y durante 6 años se instalaron en Maracaibo. En ese tiempo nació mi hermana Vanessa. Esta vez, el cambio fue más cerca, pero más contundente. Comenzando mi adolescencia nos mudamos a Caracas. En la capital venezolana estudié Idiomas Modernos, fui maestra, emprendí un negocio de ropa infantil y me casé con un caraqueño-gitano que me ha enseñado a cantar y a usar el oído para detectar instrumentos, ritmos y sonidos. Así empezó mi propia aventura.

Juntos, nos hemos mudado muchas veces en la misma ciudad y hemos tenido 3 hijos hermosos, pícaros, elocuentes, sanos, felices y amorosísimos: Santiago, Eugenia y Elisa. Con la llegada de mis cachorros he aprendido que la maternidad tiene poco que ver con los afiches de bebés rosados y mamás plácidas. Es un trabajo arduo, comprometido, sacrificado e indetenible; pero, sobre todo, muy gratificante.

Chiquita, veía a mi papá en sus programas de radio y televisión, y a mi mamá diseñando en su taller de costura. Creo que de ahí mi curiosidad por la comunicación. Empecé haciendo breves participaciones en los programas de mi padre y, ya de grande, quería hacer algo que combinara mi oído agudo para escuchar, mis ganas de comunicar y mi experiencia materna. Así surgió Modo Mamá. Un espacio querido que se ha vuelto espejo, intimidad, desahogo, club, fraternidad, empresa y hogar.

¡La aventura continúa y seguimos creciendo!

";