Modo Mamá

Juguetes que sí deberían tener los niños

Con la llegada de la navidad y los niños empiezan a hacer sus cartas, listas de deseos y solicitudes.  Los padres nos debatimos entre complacerlos y regalarle ese objeto que sale mucho en televisión pero que sabemos que durará poco, o más bien, regalarle algo duradero y estimulante del proceso evolutivo infantil.

Hemos desarrollado una lista de juguetes que todo niño debería tener.  Nos referimos a piezas que estimulen la curiosidad infantil, que los lleven a desarrollar habilidades motrices y abstractas.  Cada juego tiene infinitas opciones en el mercado.  Desde muy complejos y costosos, hasta muy sencillos y económicos.  Igualmente la habilidad que fomenta cada juguete, también puede alcanzarse a través de objetos de uso cotidiano como cajas y material reciclable.

Queda en nosotros engrosar esta lista con otros objetos que quizás hayan podido quedar por fuera pero que sean considerados como ´los infaltables´ del cuarto de juegos:

1.- Set de familia: pueden ser figuras humanas pero más recomendable son figuras de animales porque así los niños no se sienten excluidos si no encuentran parecido físico con los personajes.  Sirven para que los niños representen de forma lúdica, su visión del grupo familiar.

2.- Juegos de construcción con complejidad adaptada a la edad.  Pueden ser tacos, legos, piezas de madera o plástico que puedan ensamblarse.

3.- Juegos para ensartar, amarrar, abotonar, cerrar, entrelazar.  Promueven la motricidad fina y la coordinación.  Prepararan al niño para actividades como vestirse y  amarrarse los zapatos.

4.- Juegos de encajar: los preferidos de los bebés a partir de los 12 meses.  Les encanta meter la estrella, el círculo, el cuadrado y las demás figuras.

5.-  Juegos de representación: disfraces y objetos que les permitan imitar rutinas que ven cotidianamente como cocinar, hablar por teléfono, escribir en la computadora, planchar, coser…

6.- Pinturas lavables, tizas, creyones de cera y de madera.  ¡Papel y ropa ensuciable!

7.- Plastilina y moldes.

8.-  Rompecabezas:  es un excelente juego tranquilo que promueve la concentración, coordinación, motricidad fina y relación espacial, entre otras cosas.

9.-  Libros de todas las formas, tamaños y materiales posibles.  Si el niño se acostumbra a ver estos elementos en su espacio natural, la lecto-escritura fluirá mucho más fácilmente.

10.-  Triciclos, carritos, patinetas, patines y bicicletas.

11.-  Set de comida saludable y utensilios de cocina.  Promueven la sana alimentación.

12.-  Juegos de clasificar según características como color, tamaño y forma.

En Modo Mamá hemos preparado una guía de regalo muy especial con nuestras recomendaciones para tus regalos en esta navidad ¡Descárgala aqui! 

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *