Modo Mamá

Juegos tranquilos para hacer en casa

Por: Denise Gallamini (@aprender_jugando)

Llegan los fines de semana, los días feriados, e incluso los días de vacaciones, y se nos acaban las ideas para divertir o distraer a nuestros chiquitos en casa. Siempre trato de decirle a los padres en mis talleres que para jugar en casa no se necesita de muchos materiales. Tenemos la falsa creencia que para divertir a un niño hacen falta juguetes de gran tamaño, pero no es cierto. Una paleta de cocina o un envase plástico pueden resolvernos la tarde, si tenemos un poco de creatividad. Espero que disfruten algunas de las ideas que les traigo y pongan a volar esa imaginación para inventar más juegos caseros:

  • Rally esponjoso: Toma todos los cojines, almohadas y cobijas gruesas que tengan en casa y haz con ellas un camino. Puedes pedirle a tus hijos que recorran el trayecto gateando, caminando o incluso arrastrándose. Así estarán ejercitando su motricidad gruesa e incluso para los bebés puede funcionarles para poner en práctica ese gateo.
  • Trajes de periódico: Usando láminas de papel periódico puedes inventar diferentes trajes para crear nuevos personajes. Quizás sólo para jugar o incluso pueden servir para representar una pequeña obra de ar Si tus niños son pequeños puedes hacer uso de sus manitas para rasgar el periódico en lugar de recortarlo. Pero si es más grande y ya tiene la habilidad de manejar las tijeras, pues bienvenidas sean. Traza sobre el papel algunas líneas rectas, curvas o quebradas para que recorten siguiendo el patrón. Una manera de ejercitar la precisión para manejar nuestras manos en una simple actividad.
  • Casas de campaña: Seguramente éste juego lo has hecho. Busca una sábana grande, átala por las esquinas a algunos puntos y estará lista la casa de campaña para jugar en ella. Aunque parezca que los niños no son quienes participan en la elaboración de ésta actividad, el juego que fomenta estas construcciones rudimentarias es fantástico: juegos de roles (imitar y representar situaciones de la vida diaria), desarrollo de la imaginación (la escasez de objetos para jugar, los hace imaginar que dentro de la casa hay un gran comedor, o una corte real, o es una casa de campo), representación de obras de teatro (puede fungir de entretelasen de una sala de teatro), y más.
  • Stop: El tradicional juego de “stop” que hacemos en papel, ahora lo pueden jugar en familia creando las normas y niveles de dificultad del juego. Para los niños que ya saben escribir es ideal para trabajar con ellos vocabulario, y aprender a escribir sin copiar modelo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *