Salud bucal: La gingivitis y consejos para una buena salud bucal

Salud bucal: La gingivitis y consejos para una buena salud bucal

La gingivitis es una enfermedad que afecta  la encía, ocasionando inflamación de la misma, la cual puede afectar el hueso y posteriormente provocar la

Salud bucal de tu peque: el biberón, el chupete y otros hábitos
Salud bucal: claves y secretos del cepillado infantil
Salud dental: ¿están naciendo sus primeros dientes?

La gingivitis es una enfermedad que afecta  la encía, ocasionando inflamación de la misma, la cual puede afectar el hueso y posteriormente provocar la pérdida de los dientes.

Se cree que esta enfermedad es propia de los  adultos, pero hay una alta incidencia en niños y adolescentes. La causa de la misma está relacionada con malos hábitos bucodentales que se adoptan desde la infancia por una falta de motivación.

Y es que a partir de estas edades los menores ya suelen ser independientes para cepillarse los dientes, usar el hilo dental o enjuagarse con un colutorio, por lo que los padres no suelen supervisar estas prácticas y, en algunos casos, los adolescentes las descuidan.

Si no se tratan estos trastornos desde edades tempranas, pueden ser el origen de enfermedades más graves porque las bacterias invaden el hueso y el tejido que rodea al diente con rapidez, y forman pequeñas bolsas que causan la caída prematura de los dientes del pequeño.

Por tal razón, la importancia de realizar un buen diagnóstico a tiempo  con el especialista para instaurar un tratamiento eficaz a estas enfermedades desde edad tempranas.

Para cepillar bien los dientes hay que seguir un orden para evitar olvidar alguna zona:

  • Se debe empezar por un lado, por ejemplo, el derecho y limpiar por fuera y por dentro; los dientes superiores hacia abajo y los inferiores hacia arriba como tratando de barrer los restos que quedan entre los dientes y entre la encía y el diente, terminando siempre en el mismo lugar, así nuestro cerebro y el de nuestros pequeños se acostumbra a este orden.
  • También  se puede optar con esta misma idea al  cepillado horizontal que es el más fácil de realizar y efectivo.
  • La cantidad de pasta a utilizar será del tamaño de un grano de arroz.
  • No olvidar cepillar la lengua y carrillos, en ella se queda también restos de comida.
  • El uso del hilo dental es fundamental, ya que el mismo elimina restos de comida que el cepillado no puede realizar entre un diente y otro, evitando la formación de caries en estos lugares. En niños menores de 12 años se recomienda ayuda para su uso  y supervisión en adolescentes.
  • Uso de colutorios o enjuagues que no contengan alcohol.

Por: Dra. Annabella Lainville
Dra. María del Carmen Sánchez
@spaciodental

Para compartir este post, copia y pega el siguiente link: http://goo.gl/MtW0sj

";